Por Viviana Dinkel
Comunicadora Audiovisual, mi campo de trabajo son los medios de comunicación, el cine, la publicidad y otras áreas como: la educación, la salud y lo social con el objetivo de trabajar para la comunidad. 
Brindo asesoría en gestiones culturales, ambientaciones temáticas y comunicación e imagen de productos y marcas, para organismos estatales y privados.

---------------------------------

Gabriela González Buteler, tiene 34 anos, odontóloga recibida de la Universidad de Bs. As, está en pareja y es mamá de Olivia de 2 años y medio. Su mamá de profesión odontóloga, le marcó su rumbo profesional, pero su gran vocación para con el otro, hace que sus días se repartan entre el consultorio, el hogar y la comunidad.

"Nací en Capital Federal, a los 3 años nos mudamos a Tandil por el trabajo de mi papá, por lo que me considero una Tandilense".

Su familia se compone, por su mamá Silvia, que es odontóloga, su papá Carlos que es veterinario y tiene tres hermanos, Luciana de 48 años, es contadora, Daniela de 29, es veterinaria y Hernán de 35 es Ingeniero en Sistemas y está actualmente viviendo en España con su mujer española.

Al terminar la secundaria en la Escuela Media Nro. 8 de Comercio, se fue a estudiar la carrera de Abogacía, a la U.B.A, porque siempre le importó el poder hacer algo donde existiera el compromiso de ayudar a otro… habiendo terminado el C.B.C y un año de la carrera, se da cuenta, que no es ese el camino que quiere seguir y apostando por una rama de la medicina y seducida por la profesión de su mamá, que es Odontóloga, decide finalmente seguir sus pasos.
"No me sentía en mi lugar cursando la carrera de abogacía y recién en ese momento, me sentí identificada con mi mamá y con su profesión y realmente es un orgullo poder compartirla con ella, porque hemos hecho cursos juntas y trabajamos actualmente en el mismo consultorio… el de ella".

Conoció a tres de sus abuelos, pero con la que más contacto tuvo y con la que más se identifica, es con la mamá de su mamá, porque ella es quien vive en Bs.As. y cuando Gabriela fue a estudiar, compartían muchas horas juntas… hasta incluso vivió un tiempo en su casa.

Uno de sus recuerdos más preciados, es que esperaba con ansias que llegue fin de año y los veranos, para viajar a Bs.As. y pesar tiempo con ella, disfrutar de sus charlas y del ruido del tren…el departamento de su abuela, quedaba junto a las vías del tren y recuerda pasar el tiempo, escuchando ese sonido, que la conecta con la parte linda de la vida en Capital…

Porque el vivir en la gran ciudad, no es para todos… y para Gabriela no lo fue, si bien, el quedarse allá, quizás le hubiera sumado posibilidades de crecimiento y desarrollo en su carrera por un camino distinto, pero el vivir rodeada constantemente de gente que vive a las corridas, tráfico, manifestaciones, caos… esta bueno solo para la época de estudio, pero realmente a la hora de pensar en formar una familia, le interesaba poder hacerlo en su Tandil, en su lugar… donde la vida es más tranquila y la gente anda a paso más lento, el poder salir a caminar por la ciudad sin tanta inseguridad y cada tanto levantar la vista y poder ver las sierras que se asoman entre las casas… es realmente mágico…"en Tandil, estaba toda mi gente."

La familia para ella es un referente importante, tanto que su idea al volver no era solo forjar un futuro profesional y ver la manera de poder ayudar a otros, a través de sus servicios, sino que deseaba en algún momento, formar una familia y para eso, su ciudad era ideal.

Una vez egresada de la U.B.A, Gabriela entra en una clínica de niños, donde fue  ayudante de cátedra durante dos años. Ella se imagina que de haberse quedado allá, se hubiera dedicado a la docencia… pero apostó por volver, elegir una vida más tranquila, echar raíces y poder brindarle a su gente, todos los conocimientos y experiencias adquiridos en la gran ciudad, para crear conciencia y prevención en el cuidado de los dientes, sobre todo, trabajando por y para los chicos y si de algo estaba segura, era del objetivo que tenía como meta: ejercer la misión de educar a través de su trabajo, aunque aún no sabía cómo… pero algún día se presentaría la oportunidad. 

Retomar la ruta y volver a casa, era una decisión relativamente fácil, ella sabía muy bien lo que quería y el camino en cierto modo estaba allanado, su mamá la esperaba con las manos abiertas y las puertas de un consultorio al que juntas iban a llevar adelante y poder atender a toda su gente… a todos los tandilenses…
Con el paso del tiempo… conoció a Martín, de quien se enamoró y de manera conjunta y en forma planificada, decidieron formar una familia y es así como hace dos años y medio nació Olivia.

Se considera una mamá presente, prioriza ser mamá por sobre su profesión y como es de esperarse, el cuidado de la boca de su hija, está más que garantizado… si bien optó por no dejar de lado su profesión por la maternidad, sino que más bien, Gabriela trató de buscar un equilibrio sano entre su carrera, su hija y su vida… como buena mujer de este siglo…ella reparte sus días entre hacer las tareas del hogar, el cuidado y crianza de Olivia, con su pareja se complementan y se ayudan mucho, cosa que a ella la facilita y la estimula para que en algún momento, ella pueda retomar una tarea pendiente: seguir capacitándose.

" en la odontología siempre te tenés que estar capacitando, para estar al día, cuando Olivia sea más grande, volveré al estudio, eso es lo único que tengo pendiente, que dejé en pausa cuando fui mamá, pero no cambiaría nada de mis elecciones si volviera el tiempo atrás… oh! quizá una… haber estudiado directamente odontología y no perder dos años en abogacía…"

Amigos, trabajo y algo más…

No se considera una persona muy amiguera, dado que al verse ido tantos años a estudiar a Capital, hizo que la distancia entre sus compañeros de colegio, dejara huella, pero rescata tres amigos: Evelina, Manuel y Sabrina, con lazos inseparables, que a pesar de la distancia, hoy forman su grupo íntimo de amigos.

Si bien su vida profesional podía transcurrir sin demasiado sobresaltos, ya que tenía la buena suerte de contar con un consultorio armado y la mano de la experiencia de su madre guiándola en su andar… Gabriela, curiosa y con ganas de sentirse útil para con el otro, decide presentarse en el Hospital de Niños, como concurrente "Ad honorem" y es así donde surge la gran posibilidad de vincularse a lo que tanto desea, poder brindarse a la comunidad y educar.

En ese momento, año 2012, ingresa con una beca otorgada por Nación, donde bajo el nombre de "médicos comunitarios" comienza su labor como odontóloga en el "centro de salud comunitaria del barrio Palermo" donde parte de sus tareas son: la atención asistencial primaria (controles, limpieza de dientes, arreglos de caries) y sobre todo la promoción y prevención bucal.

Una de sus funciones principales, es hacer trabajo de campo, en jardines de infantes, en escuelas, no solo atender en la "salita del barrio Palermo". Como el barrio creció mucho y la demanda de gente con atención odontológica, creció junto con el barrio, muchas veces le dedica más tiempo a la asistencia primaria en el consultorio de la salita, que el trabajo de campo.

Siempre le gustó trabajar con los chicos, su carácter es paciente y eso hace que se caracterice por poder llevar a cabo un trabajo de promoción y prevención de la salud de manera efectiva. "trabajar con los niños y poder educarlos respecto a los cuidados de los dientes, es salir de la boca del paciente, para caminar la calle y brindar a la comunidad una mejor calidad de higiene y salud bucal".

Parte de su trabajo de campo, es trabajar en equipo, realizar tareas comunitarias junto con colegas y médicos de otras especialidades, deben ser creativos a la hora de idear una manera de comunicar bien el mensaje sobre el cuidado de la salud en general y los dientes tanto para chicos como adultos, "al margen de mi función como odontóloga, me sumo a otros médicos, para colaborar, por ejemplo en la semana de la prevención del cáncer o ayudando con un taller de huerta, todo suma…todo es educar".

Un claro ejemplo de su función, es cuando organizaron una obra de teatro en los jardines infantes, mostrando el buen uso de un cepillo de dientes a los chicos y por qué lo tienen que usar, con cuanta frecuencia o porque no comer tantos caramelos y dulces.

"Lo que más me gusta a mí, es poder llegarle a la gente y sobre todo a los chicos, realizando un trabajo preventivo, no sentarme a esperar que el paciente golpee mi puerta, cuando eso sucede, en general la caries ya está instalada"
Lo más difícil de la promoción y la prevención en la salud y sobre todo de la salud bucal, es que la gente tome conciencia de lo importante que es que uno como individuo, debe tomar la responsabilidad de cuidarse, para después cuidar de otros y el hacerlo y no solo decirlo es el mejor ejemplo que tenemos los adultos para con nuestros hijos. 

La comunicación entre padres e hijos, hoy tiende a ser recíproca, es importante darle lugar a nuestros hijos para que nos enseñen cosas, un claro ejemplo de esto, es cuando Gabriela, cuenta que su labor preventivo con los chicos trae recompensa y satisfacción. 

"Muchos padres se acercan al consultorio y me cuentan que sus hijos, después de una visita nuestra al jardín o a la escuela, les explican y les enseñan a ellos o a sus hermanos, como cuidarse la boca…como cepillarse los dientes y eso es sinónimo que nuestra tarea está bien hecha, que nuestra misión está bien encaminada, porque los chicos difunden, son multiplicadores y eso, solo se logra trabajando en la "salita y en el campo" para la comunidad y no en un consultorio. "Eso me llena de felicidad, es una parte de la docencia, que siempre a mí me gusto"

La Odontología al servicio de la gente

Los tratamientos odontológicos son cada vez más caros y no son accesibles para todos y acudir a tratamientos, fuera del arreglo de una caries o una limpieza de dientes es para la mayoría un presupuesto considerado y por eso es tan importante contar con estrategias de promoción y prevención, porque sino la gente no toma conciencia del cuidado de una buena salud bucal, no lo tienen tan presente como la consulta al médico y solo recurren cuando hay una urgencia y la mayoría de las veces, en el mejor de los casos, termina por quien pueda abonarlo en un reemplazo de piezas y en el peor de los caos, por la extracción "sacarle piezas a la gente es triste".

Por eso, Gabriela en cada consulta dentro y fuera de la salita, se toma el tiempo necesario, con la paciencia que la caracteriza, para poder explicarle a cada paciente sobre la importancia de un buen cuidado bucal… el porqué? para qué?  "trasmitir mis conocimientos, para que después el paciente lo pueda incorporar, adoptar a su vida cotidiana y lo difunda, de eso se trata…desde este trabajo puedo ver otras vulnerabilidades sociales, que desde el consultorio no ves… y no me gustaría seguir viendo pacientes que he visto de chicos, con muelas nuevas y que al paso de los años, los tenga que volver a ver para sacárselas".

DE MUJER A MUJER
Hay dos cosas importantes que Gabriela quiere destacar en este mensaje: una es que toda persona debe apostar al estudio, donde y como sea, cambie una o mil veces de carrera… "hay que agradecer que en nuestro país y en esta ciudad hay muchos lugares donde la educación es gratis, educarse te da herramientas, te independiza, te hace salir adelante y sobre todo te hace sentir orgullo de vos".
La otra es derribar un gran mito: cuenta la leyenda que los bebés roban el calcio de los dientes de las madres para poder formar sus huesos. Es una creencia popular muy arraigada, incluso suele decirse que: "cada embarazo cuesta un diente", pero ¿hasta qué punto hablamos de un mito o una realidad?. Es una máxima repetida por madres y abuelas, pero no es más que un mito, "porque el bebé en ningún caso roba calcio a los dientes de la madre, lo que si le perjudica es que su madre no siga una adecuada salud bucodental durante la gestación"
Cada mamá debe prestar mayor atención al cuidado de su boca: "en general, durante ese periodo, tenemos más antojos, andamos con más hambre que de costumbre y descuidamos nuestro cepillado" eso sumado a una característica propia de la persona en ser más o menos propensa a las caries, hace el resultado final y no él bebe.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoViernes
AVELLANEDA

Av. Avellaneda 998Tel: 0249 4429000

LA MUTUAL

Av. Colon 1359Tel: 0249 4428439

SUIZA

Rodriguez y Av.EspañaTel: 0249 4444625

LAS MÁS LEÍDAS

23JUNViolento accidente entre dos camiones

21JUNApareció la menor que era intensamente buscada

30JUNDos caras de la misma moneda