Gabriela Pérez Mondello de 33 años, hoy es una de las mujeres que nos representa ante el mundo, en el deporte de Tiro con Arco; un deporte poco común en el circuito femenino. Si bien se practica hace años y es un deporte olímpico, al no contar con el apoyo del estado o de sponsors, sigue siendo considerado "amateur". Su difusión, sus competencias y su vigencia, depende del esfuerzo de todos los deportistas, sus entrenadores y de los clubes que apoyan actualmente el Tiro con Arco.

Todos podemos recordar dos películas de cine, muy conocidas, donde una es animación 3D y la protagonista es una princesa, con arco y flecha llamada "Valiente" y como su nombre lo indica, hace frente a lo que dirán sus padres y el resto de la gente del reinado. Se enfrenta ante todos, por defender su pasión, sobre todo desde su rol de mujer en un mundo de hombres.

Otra mujer audaz y decidida es la famosa Katniss protagonista de "Los Juegos del Hambre", quien debe enfrentarse en duelos de muerte con otras personas, en una arena televisada hasta que solo uno quede vivo, ella va en nombre de los suyos, a defender el Distrito 12!.

Gabriela, seria nuestra protagonista en un film Argentino, sobre una mujer "valiente" con arco y flecha, que sale a defender el rol y el deporte ante la vista de competidores internacionales. "En el tiro con arco hay varias modalidades de tiro y de competencias, y es por esto que Argentina cuenta con tres seleccionados nacionales: Aire Libre, 3D y Juego de Campo. Cada una de estas selecciones nos representa a nivel mundial en sus respectivos mundiales. Hoy yo pertenezco al seleccionado nacional de 3D, para lo cual tuve que rankear el año pasado (2016). Hoy con 13 arqueros más, vamos a representar a nuestro país en el Mundial de Tiro con Arco 3D a disputarse en la ciudad de Robion, Francia del 17 al 23 de Septiembre de este año".

Un poco aquí y un poco allá
Gabriela nació en Tandil, su familia se compone de sus padres que están divorciados y su hermana menor Marina, "Mi mamá Mónica maestra jubilada que hoy se dedica a la construcción vive en Tandil, mi papá Samuel, Jefe de Seguridad Privada en Capital Federal y mi hermana se dedica a la pastelería en Buenos Aires, y juntas damos cursos de pastelería en Tandil una vez por mes".
Su infancia esta rodeada de recuerdos y aromas muy gratos, donde involucra a sus abuelos maternos que viven en Tandil; Filadelfio y Ana que dice; son la luz de su vida. Para cuando ella nació su mamá, en ese entonces trabajaba en una escuela en Vela y su papá trabajaba en el Banco Provincia. Por lo que en sus primeros años se quedaba en la casa de sus abuelos en la ciudad de Barker, partido de Benito Juárez. "Mi abuelo en ese entonces trabajaba para Loma Negra, por eso ellos estaban ahí; tengo los mejores recuerdos de mi infancia, jugando con amigos vecinos, corriendo entre los parques de las casas. Me acuerdo de ir a la casa de unos vecinos amigos de mis abuelos, y siempre estaban esperándonos con algo rico de sorpresa".

Gabriela en su relato, también se acuerda puntualmente de una maestra suya de la escuela del pueblo, llamada Alicia, que a veces la pasaba a buscar y la llevaba con ella a pasear por la escuela; "al rato de estar paseando con Alicia, yo me escapaba para ir de vuelta a la casa de mis abuelos; recuerdo a mi abuelo pasándonos películas con proyector y a mi abuela siempre cocinando y cuidándonos".

Gabriela de espíritu inquieto y curioso recuerda que cuando comenzó su jardín de infantes en el 901 en la calle Maipú, al principio no quería quedarse, hubiera preferido estar en casa de sus abuelos, jugar en la cocina entre los utensilios, oler los aromas de la cocina casera de su abuela y mirar las películas que le pasaba su abuelo; pero no ir al jardín, no era una opción; "al principio yo no quería ir, pero luego me adapté y no tuve problemas, una vez que finalicé el jardín de infantes comencé la primaria en la Escuela Nº 1, en la calle Belgrano, allí hice 1er. y 2do. grado con María Laura, maestra a la que le tenía adoración; luego me cambiaron y continué en el Colegio San Ignacio, en donde mi mamá comenzó a dar clases".

A pesar de su paso por las diferentes Instituciones, Gabriela recuerda a muchas de sus maestras y profesores y a muchos de sus compañeros; con los cuales aún hoy sigue en contacto, "recuerdo que a medida que iba creciendo pensé en muchas cosas que quería ser de grande, desde maestra (supongo que por ver la pasión que mi mamá tenía en lo suyo), por querer ser abogada, arquitecta, publicista… un sinfín de cosas hasta que comencé en la facultad de ciencias humanas la carrera de Gestión Ambiental".

Fueron 4 años largos de carrera sin mayores inconvenientes ni arrepentimientos, se hizo de muchos amigos que hoy siguen siendo parte de su vínculo íntimo a pesar de la distancia. Gabriela decide irse a vivir a Capital casi de casualidad… a diferencia de muchas otras personas de su edad, donde la gran ciudad no les llama la atención; ella, fiel a su espíritu, decidió  aventurarse y tomar la iniciativa de irse por un tiempo, sin ningún propósito puntual, más que visitar a su papá… valija en mano, con la carrera terminada y dos exámenes por rendir, emprendió viaje; "me vine de vacaciones a lo de mi papá, a pasar unas semanas. Conseguí un trabajo y pensé en quedarme a probar suerte y así es como semana tras semana decidí quedarme en Capital. Estudié para rendir los dos últimos exámenes y los fui a rendir a Tandil. Una vez que terminé, era momento de comenzar a prepara la tesis de grado, pero por una cosa u otra, vivir en Capital, el trabajo, etc. no la rendí, así que eso quedó pendiente".

En Capital vivía en la casa de su papá, hasta que su hermana se fue a vivir con ella y se mudaron juntas por el barrio de Caballito "vivimos juntas dos años y luego cada una se fue a vivir sola. Hoy vivo en el barrio de Villa del Parque. Mi familia está repartida, mis abuelos y mi mamá en Tandil, mi tía (hermana de mi mamá) y mis tres primos en San Juan con sus parejas e hijos. Mi hermana vive en Caballito con su marido, y mi papá con su señora también en Capital; si bien soy familiera, me abrí camino sola desde muy joven".

La experiencia de vivir en Capital, le enseñó muchas cosas, le sirvió para crecer, para desarrollar su capacidad de adaptación, para manejarse en un lugar donde la gente vive apurada, sin dedicarle mucho tiempo a conocer al vecino, a diferencia de la vida más tranquila que se vive en una ciudad chica como Tandil, donde todos se conocen y se dan tiempo para charlar en una esquina, sin estar pendiente del reloj; aun así Gabriela logró hacerse amigos de diferentes ámbitos, ya no eran solo del colegio, sino de la vida; se fue armando una vida llena de múltiples actividades, bien a ritmo porteño, trabajo, gimnasio, deportes… "Acá en Capital tuve la suerte de conocer mucha gente y tengo la dicha de llamar amigos a muchos de ellos, mi corazón hoy esta repartido entre Tandil y Capital y allá también conservo muchas amigas, que a pesar de la distancia hablamos todos los días, por suerte la tecnología nos ayuda a no perder ese contacto, y si alguna atraviesa algún momento especial en su vida, nos podemos apoyar aún estando lejos".

Gabriela es una persona muy independiente, desde que dejó Tandil, siempre se las arregló sola;  "si bien adoro a mi familia por completo, los quiero enormemente, no tengo problema con mudarme, con probar suerte en otro lugar, arriesgarme de ser necesario".

"Arco y flecha" un disparo al corazón
Hace 6 años, Gabriela descubrió la arquería, o también llamado Tiro con Arco casi de casualidad. "Me sumergí en ese mundo de flechas sin darme cuenta y desde el día uno no paré de practicarlo. Hoy más que un hobby, es una pasión, descubrí un club, "mi club", que se llama Nueva Arquería, en el barrio de Villa Devoto, llamé, me dijeron que vaya, y me presenté un día y recuerdo que lo que le dije al instructor fue "yo quiero ir a los juegos olímpicos". Lejos de reírse, me dijo "bueno, vamos a hacer todo lo posible porque así suceda". 

Sabemos que la vida del deportista no es fácil y no todos los deportes son patrocinados, menos los que no representan al clamor popular de la gente, como sí lo es el fútbol, el rugby, el basket, hockey o el automovilismo… poder representar a la Argentina en torneos o competencias Internacionales sin colaboración del estado o de privados, se hace muy difícil y la meta, es cada vez mas lejana; solo resta destacar la perseverancia y el amor de los deportistas por sus deportes; como es el caso de Gabriela, que no solo debe costear todos sus gastos deportivos hasta para representar al país, sino que también debe hacer valer su rol de mujer en un deporte de hombres.

"Comencé con la practica de Tiro con Arco y a los pocos meses ya estaba participando en torneos, poco a poco me fui adentrando en este mundo arqueril y me atrapó por completo; me gusta el ambiente familiar, la camaradería que hay entre los arqueros de todos los clubes, y por sobre todo, la ayuda que nos brindamos aún, entre arqueros que competimos en la misma categoría; porque por más que sea un deporte individual, y compitas por el puntaje contra otro arquero, el que entiende este deporte sabe que siempre, siempre, se compite contra uno mismo, tratando de mejorar torneo tras torneo, tratando de mejorar el puntaje del torneo anterior, intentando mejorar las técnicas de tiro, etc".
Con el paso del tiempo se dio cuenta de que el sueño de ir a los juegos olímpicos iba a ser un tanto difícil; "el arco que utilizo yo, es de otra categoría, en estructura vendría a ser el mismo arco, pero para competir a nivel olímpico se le deben agregar ciertos accesorios como una mira, barra estabilizadora, etc. y yo no quería todo eso, quería mi arco raso (así es el nombre o en inglés Recurved Barebow)". 

En Argentina, por suerte, en el Tiro con Arco hay varias modalidades de tiro y de competencias y  cuenta con tres seleccionados nacionales: Aire Libre, 3D y Juego de Campo; cada una de estas selecciones representa al país a nivel mundial en sus respectivos mundiales; "hoy yo pertenezco al seleccionado nacional de 3D, para lo cual tuve que rankear el año pasado (2016). Hoy con 13 arqueros más, vamos a representar a nuestro país en el Mundial de Tiro con Arco 3D a disputarse en la ciudad de Robion, Francia del 17 al 23 de Septiembre de este año".

Es admirable ver en el espíritu de Gabriela reflejarse el entusiasmo, el deseo y las ganas de muchos deportistas que día a día se esfuerzan por tratar de superarse a si mismo y poder dejar bien parada a la Argentina con un buen puntaje en la tabla internacional; lástima que todos estos deportes no cuenten con la ayuda y el auspicio de empresas, de instituciones deportivas importantes y/o del estado. "El deporte no tiene ninguna ayuda económica, por lo que los costos de todo el viaje corren por cuenta de cada arquero. Inclusive la indumentaria oficial (pantalón y remera) la tenemos que adquirir nosotros individualmente. Hoy el viaje nos está costando cerca de los sesenta mil pesos aproximadamente, y cada uno está haciendo lo posible por costearlo".

Arquera con aroma a pastel
"Cuando me vine a vivir con mi papá, al principio tuve un par de trabajos en locales de ropa antes de comenzar a trabajar en una empresa de cosméticos y belleza, donde comencé mi experiencia laboral fuerte. Luego comencé a trabajar para un laboratorio y de allí seguí camino por el lado de la medicina, trabajando hoy como coordinadora administrativa en un consultorio médico".

Lejos de su carrera Universitaria, Gabriela en el camino de su vida fue descubriendo nuevos desafíos vocacionales y durante un tiempo estudio la carrera de pastelería; "creo que esta veta artística e innovadora, se la debo a mi mamá que es artista plástica, maestra y hoy se dedica a la construcción y la parte culinaria a mis abuelas, que ambas cocinan como los dioses. Hoy tengo mi microemprendimiento con mi página de pastelería Le Petit Sucrerie, en donde se ven mis trabajos de tortas, mesas dulces y demás exquisiteces".

Gabriela hoy reparte su tiempo entre su trabajo en el consultorio médico y su emprendimiento pastelero, donde una vez al mes viene a Tandil con su hermana a dar cursos de pastelería;  "siempre estoy con ganas de seguir creciendo y busco nuevos horizontes, me propongo ideas a seguir, soy emprendedora innata y busco las herramientas para así lograrlo; lo que más me gusta de trabajar en la pastelería, es ver la felicidad de los clientes cuando les entrego una torta y las cosas lindas que me dicen una vez que lo recibieron y más lindas aún cuando lo probaron. Le pongo mucho amor a lo que hago y doy lo mejor de mi; la pastelería y el Tiro con Arco, es una pasión, no es un trabajo más o un deporte más… es mi vida".

Gabriela paso por mucho y como a muchos de nosotros, nada le fue fácil, todo lo logrado fue a base de esfuerzo, pero sobre todo por arriesgar, por accionar… uno piensa una y mil veces en hacer las cosas diferentes o hacer otras cosas o cambiar el rumbo de su vida, pero solo se queda en el pensar… lo audaz, lo valiente es la acción y nunca es tarde. "Miro hacia atrás y a veces pienso "haría todo igual?" y digo sí, porque gracias a todo lo que pasé, hoy estoy donde estoy. Obviamente algunas cositas cambiaría, pero nada tan grande como para cambiar el rumbo que hoy tiene mi vida. Creo que soy una mujer fuerte, sensible, alegre, optimista, detallista… soy exigente conmigo misma y muy crítica también, pero me acepto como soy y trato de ser una mejor persona a mi andar, siempre ávida de aprender".

DE MUJER A MUJER
"Yo creo que todo vale la pena si es para lograr lo más importante, que es ser feliz. Al fin y al cabo, de eso se trata, de hacer las cosas que nos hacen feliz. Hacer nuestro camino sin lastimar a nadie, probando cosas, algunas pueden funcionar, otras no. Levantarnos cada vez que caemos, arriesgarnos y pelear por lo que creemos que es correcto sin faltarle el respeto a nadie. Hacernos fuertes después de cada fracaso y tener la cabeza bien abierta para entender cuando nos equivocamos, aprender de eso y volver a intentarlo". 
Para todas las mujeres que hoy están dudando de dar un paso hacia algo importante, sea en el ámbito personal, laboral, cualquiera, les digo "adelante". Nada está escrito, y el miedo a fracasar es el peor enemigo; y si fracasamos, y si nos equivocamos ¿cuál es el problema? Nos levantamos y volvemos a intentarlo! Solo tenemos una oportunidad, solo una vida y hay que vivirla al máximo. Hay que trabajar duro para conseguir lo que se desea, soñarlo para que se cumpla, y no bajar los brazos, porque siempre y les digo siempre, hay personas que están atrás para darnos la fuerza que nos falta cuando queremos flaquear. Somos fuertes, soñadoras y luchadoras, ayer, hoy y siempre. 

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoMiércoles
AVENIDA

Av. Colon 1502Tel: 0249 Tel. 442-9106

TEREN

Av. Pte. Peron 1198Tel: 0249 4442147 | 4427843

VASCA

Gral. Paz 764Tel: 0249 4423115

LAS MÁS LEÍDAS

30JUNDos caras de la misma moneda

07JULEl enorme beneficio de derribar prejuicios

17JULCuatro listas que salieron de la nada hacen sonar las alarmas