Maria Rosa Iirillo, de 42 años, oriunda de la ciudad de Balcarce, amante de la cocina de campo y sobre todo de la cocina de su abuela. Hoy como chef y dueña de una casa de té, puede   elaborar en sus platos todo el sabor aprendido de la mano de su abuela. Esposa y madre, emprendedora innata, mujer moderna todo terreno, reparte sus días entre su local de diseño y accesorios y la cocina.

Es innegable, alrededor de la comida se han desarrollado todas las relaciones humanas, y en especial las familiares. Los rituales culinarios están presentes en toda ocasión, desde la Navidad hasta los funerales. La cocina de las abuelas, no es otra que la que se transmite de generación en generación y que hoy por culpa de la vida moderna que ha sustituido a la olla de barro por la olla a presión, el molino metálico por el ayudante de cocina y el fogón de leña por la estufa a gas, ha quedado casi en el olvido, de no ser por el empeño de cada hijo o nieto que se encarga de mantener vivas la cocina de la abuela.

Con una equilibrada fórmula que entremezcla recuerdos, anécdotas, calidez y sobre todo el amor y la mano de la abuela, hacen posible que el recetario familiar probado a lo largo de las generaciones, siga aun vigente; y por suerte María es una de esas nietas, que se encarga día a día de mantener viva las recetas de su abuela. Sus recuerdos mas preciados están ligados a una infancia jugando en la cocina de campo junto a su abuela; su recuerdo es tan vívido, que se siente como si no le hubieran pasado los años y la transportan a los 13 años, ayudando a su abuela a cocinar, el olor a leña ahumando la casa y la mesa de campo de madera donde la abuela prepara su magnifica torta de chicharrón…su receta, un poco de ojo y mucho amor!.

La cocina de hoy tiende a lo gourmet, a un plato estéticamente presentado, y sobre todo a acortar los tiempos en la cocina; es la historia de cómo la ciencia y la tecnología han metido mano en las tradiciones gastronómicas. Un cuchillo más afilado y de mejor aleación corta más rápido y preciso, una olla a presión cocina una papa tres veces más rápido y el microondas, un aliado indispensable en la cocina actual…los tiempos actuales hacen que la gente viva apurada, que no se tome el tiempo para dedicarse a cocinar casero o con productos frescos y si va a comer a algún restaurante, se impacientan si la comida tarda un poco más que lo habitual; entonces? Como darle tiempo a los guisos o a las salsas, para que se hagan en tiempo lento, para que despidan sus nutrientes y sus aromas; al no levantar altas temperaturas, permanecen con vida una cantidad importante de nutrientes que quedan atrapados en las salsas o en los jugos de cocción sin ser evaporados; esos aromas que nos emocionan, que nos deleitan el paladar. Hoy para muchos, cocinar es sinónimo de perder el tiempo…y para la industria gastronomía, la carrera por acortar los tiempos en la cocina es tan vertiginosa y práctica para los cocineros que nadie, o casi nadie, presta atención a lo que se pierde con la velocidad. 

"Cocinar para mi, es recrear, estar en la cocina con mi abuela, ese espacio mágico, creo que muchos episodios significativos de nuestra vida, están en la mayoría de las personas, relacionados con comidas o encuentros alrededor de una mesa".

María Iirillo, es recientemente portadora de la llave de una casa de té "estamos invitados", hace muy poquito que ella y sus dos socios, que más que socios son familia, uno es su marido Martín Pueblas y otra su gran amiga Sandra Maqueira, quienes juntos se hicieron cargo de este nuevo desafío.

Esta casa de té, abierta al público hace más o menos cuatro años, renueva su ambientación, sus horarios y sobre todo su cocina. Cada persona, le pone su impronta al lugar, ese toque especial que lo caracteriza y María, como nueva dueña y chef, la caracteriza poder ofrecer un servicio gastronómico, amoldado a los tiempos actuales, pero sin perder la esencia de la cocina de su abuela, elaboración, sabores, aroma, dedicarle tiempo y mucho amor. "Me gusta cocinar para mi familia, para amigos, me gusta agasajar y sobre todo en un emprendimiento como éste, me gusta cocinar para la gente, poder ofrecerle algo nuevo, gustoso, sentir que se van con la sensación de un plato inigualable y con ganas de volver por mas".

María nació en Balcarce, hace 42 años, toda su familia es oriunda de allá, es la mayor de cuatro hermanos, dos mujeres y dos varones. Se crió en el campo, "mi escuelita de campo, era muy sencilla, éramos muy pocos alumnos en total; al iniciar la primaria éramos dos alumnos y al  terminar séptimo eramos un varón y seis mujeres". Sus días se repartían entre jugar al aire libre con sus hermanos y sus primos y las horas que pasaba en la cocina a leña de su abuela.
"Ver cocinar a mi abuela en su cocina de leña, era re lindo, un recuerdo que me emociona, me gustaba pasar horas y horas es su cocina, observando, probando cosas ricas, disfrutando de los olores, mi abuela era una persona muy buena, me enseñaba sus recetas caseras, todo a ojo; su torta de chicharrón, era una delicia; esa es una receta que llevo en el corazón; (harina común, sal y grasa de vaca que se derrite, a eso se lo llama chicharrón), y con eso se hace una tortilla, mi abuela era de origen Italiana, de Calabria".

Tenia 74 años cuando la abuela de María falleció, ahí se dio cuenta de que le gustaba mucho cocinar, pero no se dedicó a estudiar cocina. "mi abuela era algo especial, simple, no muy demostrativa, pero dejaba transmitir su amor en el cuidado, en la comida; cuando me retaban, iba corriendo con la abuela, su cocina era mágica. Recuerdo a mis abuelos levantarse muy temprano y preparar el desayuno para todos nosotros, elaboraban sus facturas de cerdo, yo tenia 13 años y aprendí a cocinar con ella".

María, comienza sus primeros pasos laborales, trabajando en una tienda como empleada, "me gusta el comercio, me gusta el contacto con la gente, la atención al público". Es por ese entonces que conoció a Martín Pueblas y se puso de novia, después de un tiempo, la empresa para la que trabaja su novio, lo traslada a Tandil y María decide agarrar sus maletas, emprender su viaje junto a él y acompañarlo. "Balcarce es la cocina a leña de mi abuela, es calidez, familia y amor"

¡Tandil, tierra de sueños!

Se mudaron a Tandil en el año 2000, María con 22 años, se embarcó en una nueva ciudad, para hacer una vida nueva; en el 2005 se casaron y al cabo de unos años tuvieron a su hijo Benjamín, hoy de 8 años. Su marido es quien hoy acompaña y sigue a María en cualquier emprendimiento personal. "al principio nos mudamos con vivienda, porque a mi marido la empresa le brindaba la casa, después de un tiempo ya nos hicimos cargo nosotros de nuestra vivienda,  ninguno de los dos, tenia familiares y amigos acá, viajábamos nosotros a visitar a nuestras familias" .

María, abocada a conocer Tandil, a organizar su casa, su nueva vida, a conocer gente y a conocerse a ella, porque estos cambios, te permiten conocerte, estar con uno mismo y saber que es lo que uno quiere y puede hacer, es un buen momento para arriesgarse por lo que uno desea. "pasaba mucho tiempo en mi casa y cuando logre acomodarme, empecé a estudiar cocina, durante tres años en Empleados de Comercio, que ya no existe, y me recibí de Maestro Pastelero. Mi primer trabajo no fue relacionado a cocina, pero si en atención al público que era otra veta que me gustaba, fue "Bowbling Palotes, de la familia Berguño. Al cabo de un tiempo de trabajar ahí, quede embarazada y cuando nació mi hijo, dejé el trabajo y me avoqué a la maternidad hasta que Benjamín empezó el jardín, ahí quise volver al ruedo, busqué trabajo y no conseguí, entonces me dije que era momento de arriesgarse y hacer algo que me gustaba, entonces me decidí por abrir un comercio de decoración y accesorios, que se llama "María Maison", hace cuatro años, que lo tengo y me encanta, me gusta el contacto con la gente y lo que más me gusta es poder ofrecer algo que yo ideo y confecciono, donde meto mano; algo creativo, algún adorno u accesorio donde se vayan contentos".

María pudo encontrar un equilibrio entre sus múltiples actividades, la maternidad, la familia y el trabajo; hizo realidad parte de sus sueños, aún le faltaba poder hacer algo con la comida, poder darle rienda suelta a su cocina casera, poder cocinar para otros y ofrecer las recetas de su abuela; hasta que un día, su amiga, que tenia una emergencia gastronómica, acude a ella; "se abre la puerta del local y entra Sandra Maqueira, dueña de "Uma Eventos"; necesitaba que por favor le de una mano, cocinando para un evento, porque su cocinero le había faltado; así empecé, salvando una situación puntual y hace cinco años que son la chef encargada de los eventos de Uma, el diseño del menú y la organización de toda la cocina esta a mi cargo".

¡Todos a la mesa!
María, reparte sus días entre diferentes quehaceres y pasiones, ideas nuevas para su local, confeccionar sus productos, atender a los clientes y cocinar en los eventos los fines de semana;  su veta creativa desplegada en todos los sentidos, poder meter mano en las cosas que ella elabora, es lo que más le gusta; y acomodar su rutina diaria a sus múltiples actividades, es un desafío que muy gustosa lo hace; "un evento es pura adrenalina, trabajar para tanta gente y lograr que salga todo bien, dejar a todos conformes es mi misión, cuando le pregunto a Sandra, por como estuvo todo, la única respuesta que me relaja es cuando me dice que la gente le agradeció por un servicio excelente y una cocina riquísima y si tuviera que elegir entre el local y la cocina, no podría, ambos, forman el equilibrio justo".

María, tuvo la oportunidad de cocinar en un evento junto con Narda Lepes y Los Cocineros Argentinos, en representación de la Parrilla El Criollo; "cuando me llamaron, no lo podía creer, estaba nerviosa, entusiasmada, una mezcla de sensaciones diferentes, pero de algo estaba segura y tranquila, que lo quería hacer y que iba a dar lo mejor de mí y así fue, una muy linda experiencia".
El mundo de la cocina no es fácil, es un trabajo en equipo, es complejo y la adrenalina esta presente en cada servicio, "de la cocina me gusta lo dulce y lo salado, lo mío no es la cocina gourmet, sino poder ofrecer en los platos la fusión de lo estético, porque la comida entra primero por los ojos, aún más en un local gastronómico y el sabor de la cocina de mi abuela; poder brindar esa combinación es lo que busco, seducir con su aroma; la persona que no le gusta ensuciarse las manos, es porque no ama cocinar".

María se considera una mujer que siempre va por más, que mira hacia delante, que si hay algún problema lo soluciona y sigue, con el ultimo proyecto de la casa de té "estamos invitados", pudo  combinar todos sus sueños y hacerlos realidad; ofrecer una comida de campo, una comida donde la gente disfrute de sentarse a la mesa en familia, entre amigos, con tiempo para disfrutar de exquisiteces caseras, su abuela la acompaña en cada plato que ella elabora. "mi abuela en la cocina era la combinación perfecta de sabores, aromas caseros y amor en la elaboración, por eso sus platos eran deliciosos, y eso es lo que yo herede de ella, es lo que intento trasmitir en mi cocina, "estamos invitados, abrió sus puertas bajo nuevos dueños el 30 de Junio, los esperamos para que pasen a degustar una sencilla, pero sabrosa comida casera".

DE MUJER A MUJER
Trabajar en cocina es agotador y desgastante muchas veces, porque trabajas al revés que el resto del mundo. "Para todas aquellas mujeres que amen cocinar y tengan ganas de dar a conocer sus recetas a la gente, no se desanimen, inténtenlo, vayan en búsqueda de sus sueños, hoy hay muchas formas de poder hacerlo sin necesidad de tener un local a la calle, las redes sociales ayudan en eso; mi mensaje es que se animen, que se arriesguen, si sale mal, hay que volverlo a intentar, todo se puede, solo se necesita ganas, pasión y una buena organización para combinarlo con la vida familiar, sin descuidar las prioridades, si lo acomodas todo se puede!.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoMiércoles
AVENIDA

Av. Colon 1502Tel: 0249 Tel. 442-9106

TEREN

Av. Pte. Peron 1198Tel: 0249 4442147 | 4427843

VASCA

Gral. Paz 764Tel: 0249 4423115

LAS MÁS LEÍDAS

30JUNDos caras de la misma moneda

07JULEl enorme beneficio de derribar prejuicios

17JULCuatro listas que salieron de la nada hacen sonar las alarmas